Unión Rayo

Crónica: Rayo 1-1 Tenerife

Crónica: Rayo 1-1 Tenerife

“Un punto insulso”

 

FICHA TENERIFE

firma-aacastellon
El Rayo Vallecano empató 1-1 ante el Tenerife en el Estadio de Vallecas en la trigésimo tercera jornada de la Liga 1│2│3. El conjunto de Míchel suma cuatro jornadas sin perder. El gol de Embarba puso las tablas en un partido que comenzaron ganaron los insulares en el minuto dos.

Sorpresa inmediata

Míchel daba entrada en el 11 inicial a Jordi Gómez en el centro del campo en sustitución del sancionado Ebert. Asimismo, el otro cambio era la presencia de Zé Castro en el eje de la zaga por Amaya, también sancionado por acumulación de amarillas. La presencia de Gómez en el 11 propició un ligero cambio en el esquema franjirrojo, con Fran Beltrán escorado a la izquierda, un movimiento que pronto daría motivo para el debate.

Con Beltrán en el flanco izquierdo, la medular franjirroja perdía músculo, pese a la creatividad de Jordi y el talento de Trashorras. Así, los primeros minutos de partido fueron aprovechados por un serio Tenerife, bien plantado sobre el césped de Vallecas, con las ideas claras de salir en velocidad en busca del gol. Un tanto que no tardaría en encontrar. Apenas se habían disputado dos minutos de encuentro cuando un balón en profundidad era aprovechado por Amath, que fue una auténtica pesadilla para la zaga local durante todo el encuentro, para batir a Gazzaniga. Con parte del estadio que todavía no se había acomodado, el Rayo ya tenía que remar a contracorriente. Nuevo guión para el cuadro de Michel, que no había tenido que remontar un encuentro en los cinco partidos que había dirigido.

El tanto visitante desencadenó momentos de incertidumbre en el Rayo, que se desquebrajó por momentos y el Tenerife aprovechó para hacer daño entre líneas. La ausencia del ‘músculo’ de Beltrán en la medular ayudó a esta situación. Eso sí, Trashorras, más retrasado que Gómez, fue tomando peso en esa labor, calibrando el motor y dando vitalidad al juego rayista. De este modo, el Rayo fue entrando en el partido, encontrándose cómodo poco a poco, y achuchando a un rival que buscaba la contra con la velocidad de Aaron Ñíguez y Amath.

Tablas de Embarba

El crono marcaba el minuto 22 cuando Embarba equilbraría el marcador, tras un balón que quedaba muerto en el área y el extremo remataría con potencia al fondo de la red. Era el quinto gol de la temporada para el futbolista, un empate en el marcador que llenaba de energía la grada local que veía como poco a poco el equipo respondía a las exigencias del rival. De ese modo, el Rayo Vallecano fue haciéndose dominador del balón, del toque, del juego y del fútbol, pero el Tenerife defendía cómodo, sin apenas apuros ante un Rayo carente de profundidad, pero con mucha más presencia ofensiva que los blanquiazules.

A medida que el tiempo avanzaba, el juego rayista iba cayendo en la somnolencia. El sedante del toque no parecía ser la receta para romper la ferrea estructura defensiva de los insulares, uno de los mejores equipos de la competición que sigue soñando con el ascenso a Primera División. Eso fue lo visto hasta el descanso, con la única noticia de Baena calentando en la banda ante posibles problemas físicos del capitán, Roberto Trashorras.

El colegiado marcaba el túnel de vestuarios y dejaba todo por decidir en la segunda mitad.

Misma tónica

Arranca la segunda parte sin apenas novedades, pero con un Rayo que quería meterle una marcha más al partido. Embarba profundizaba por la banda derecha, Jordi Gómez comandaba el centro del campo, y Santi Comesaña buscaba el temple, pero las ocasiones no llegaban a la portería del ex rayista Dani Hernández. Por contra, Fran Beltrán no brilló en el flanco izquierdo como acostumbra, y esa banda no gozó de la profundidad de otros partidos, pese a las internadas de Álex Moreno, siempre activo y doblando al canterano franjirrojo.

Era el minuto 65 y apenas había nada reseñable en el partido. En ese momento Míchel trató de cambiar el rumbo del encuentro con un doble cambio que le diese ese ritmo al juego que no acababa de encontrar. Entraban al terreno de juego Manucho y Baena en sustitución de Trashorras y Santi Comesaña. El mediapunta no brilló como el día de Girona, y el cambio del técnico franjirroja buscaba más presión en el centro del campo con Baena, pero seguía dejando intacta la banda izquierda con el canterano.

El ‘efecto Manucho’ pronto se dejó notar, y el angoleño reclamó penalti al poco de entrar, y también a punto estuvo de conectar un cabezazo en línea de meta para poner ventaja en el marcador. La grada empujaba sabedora de que era el momento para ganar el partido, cuando Manucho apunto estuvo de llegar a un centro de Javi Guerra, pero el colegiado señaló falta del atacante y amarilla.

Desenlace del partido

El Tenerife renunció al ataque, se limitó a aguantar el punto sabedor de que este Rayo está al alza y tiene otro gen competitivo. Manucho puso la presión en el ataque y la grada no dejó de empujar durante los últimos instantes, sabedora de la importancia que tenía sumar tres puntos en el choque ante los insulares.

Pese a ello, Amath volvió a tener una clara ocasión para darle la victoria a su equipo a falta de cinco minutos para el final. En ese momento, Míchel hacía el tercer cambio, dando entrada a Rat por Álex Moreno. El rumano vería su quinta cartulina amarilla de la temporada.

Manucho volvió a tenerla en el descuento, un centro pasado de Galán que el angoleño, muy activo en los minutos que jugó, no llegó a rematar. Instantes después era Embarba el que a punto estuvo de encontrar ese gol con un potente disparo desde la frontal, que se marcharía rozando el palo derecho de la meta tinerfeña. Con todo sobre el campo en estos minutos finales, a base de empuje y ocasiones, los de Vallecas no encontrarían ese gol de la victoria.

El partido finalizaba con tablas. Un punto que permite a los de Míchel sumar 37 puntos, y acumular cuatro jornadas consecutivas sin perder por primera vez en lo que va de temporada. El próximo partido será a domicilio ante el UCAM Murcia, rival directo por eludir el descenso.

Sobre el Autor