Unión Rayo

Crónica del Rayo 1-1 Sevilla Atlético

Crónica del Rayo 1-1 Sevilla Atlético

“Embarba rescata un punto”

23231
firma-aacastellon
El Rayo Vallecano empató en la vigesimoprimera jornada de LaLiga 1|2|3 en el estadio de Vallecas 1-1 ante el Sevilla Atlético. Los andaluces se adelantaban en el marcador en el minuto dos de partido y los franjirrojos empatarían a falta de cuatro para el final.

Arrancaba el partido con la inquietud del césped. La doble línea en uno de los laterales era la evidencia de que alguna negligencia estaba pasando. El árbitro del encuentro, Valdés Aller, no daba el visto bueno a las dimensiones del terreno de juego, ya que no había suficiente espacio en banda ni para calentar, ni para las cámaras de televisión ni incluso para la zona técnica en los banquillos. Los operarios del Club franjirrojo trabajaron a destajo para que la evidente “cagada” fuera reparada a tiempo. Una raya verde tapaba la línea blanca que no valía y hacía que la chapuza fuera más que evidente.

Primeros minutos de caraja

Con la novedad de Fran Beltrán por el sancionado Trashorras en el centro del campo, y de Aguirre en el extremo por el lesionado Álex Moreno, el Rayo Vallecano comenzaba el partido fuera de sí. No sabemos si el hecho del problema con las líneas afectó a la concentración de los vallecanos, o si simplemente, y siguiendo la tónica de la temporada, el equipo no está.

De este modo, la primera ocasión del encuentro fue para Ivi, quien no tuvo miramientos de aprovechar un evidente fallo defensivo para plantarse mano a mano con Gazzaniga. No le tembló el pie al goleador sevillista y batió por bajo al guardameta argentino. Corría el minuto 1 de partido, y el frío intenso que planeaba por Vallecas era una réplica de lo que estaba sucediendo sobre el tapete.

Pero ahí no quedaría el embrollo, ya que los visitantes gozarían de hasta tres claras ocasiones en los primeros cuatro minutos de juego. El Rayo de Baraja estaba gripado, insulso, mientras que los pupilos de Diego Martínez, técnico rival, comenzaron enchufados y con las ideas claras.

Poco a poco, los locales fueron entrando en el partido, aunque sin apenas inquietar la portería de Caro. El filial sevillista, con defensa de tres y con dos extremos bien abiertos, se sentía cómodo sobre la nueva alfombra vallecana. Pese a ello, Embarba tendría la más clara de la primera mitad para el Rayo Vallecano en el minuto 34, en un disparo tras internada por la izquierda de Diego Aguirre que acabaría lamiendo el poste derecho de la portería visitante. Así se llegaba el descanso. Con unos primeros 45 minutos tan insulsos como el resto de temporada.

Más de lo mismo

La segunda contienda comenzaba con más de lo mismo. La inoperancia del Rayo Vallecano en ataque, que seguía desplegando un fútbol apático, arduo y trabado, no inquietaba la meta visitante. Mientras tanto, el Sevilla Atlético seguía encontrándose cómodo sobre el césped, y a la contra dispuso de una clara ocasión de su hombre más inquietante, Ivi, que en otro mano a mano a punto estuvo de poner el 0-2 en el marcador, pero despejó Gazzaniga a córner.

Baraja no lo veía claro, e introdujo un par de cambios para tratar de dar más presencia en ataque al equipo. Cristaldo salió por Baena y Lass entró al terreno de juego en sustitución de Ebert. El Rayo quería dar la vuelta al marcador, pero se mostraba inoperante e impotente. El partido seguía empalagoso, con un ritmo de juego cansino y con poca intensidad.

El último cambio de Baraja ponía sobre el césped a Manucho sustituyendo a Rat, para poner toda la carne en el asador. Los minutos pasaban y el gol no llegaba. Por no llegar, no llegaban ni las ocasiones. El crono pisaba los talones a los de Baraja, que tuvieron un arreón de garra para empatar el partido a cuatro minutos del final. Un balón dividido en el área era aprovechado por Embarba para perforar la meta visitante, aprovechando la lesión de Yan Eteki, que no pudo llegar al balón y cayó al césped con evidencias de una rotura muscular. Los últimos minutos sirvieron para ver un Rayo que puso corazón para remontar el partido, pero no llegó el gol de la victoria.

De este modo, el equipo de Baraja suma cuatro jornadas consecutivas sin ganar y podría acabar la jornada en puestos de descenso. La próxima semana nueva cita en Vallecas ante el Elche, en lo que será el primer partido de la Segunda vuelta del campeonato.

Sobre el Autor

Toda la información sobre el Rayo Vallecano.