Unión Rayo

Resumen de la primera vuelta del Rayo Femenino

miguel-silveti-firma

Acaba la primera vuelta de la Liga Iberdrola y analizando a nuestro Rayo Femenino tenemos que destacar que ha sido un comienzo duro, pero se consiguió solventar en ciertos aspectos. Las chicas entrenadas por Miguel Ángel Quejigo han conseguido acabar en esta vuelta con 15 partidos jugados en la 8º posición de la Liga y con 19 puntos en su casillero, con unos resultados que podrían haber sido bastante mejorables, pero que aun así se adapta a lo que el equipo puede dar (6 victorias, 1 empate y 8 derrotas).

De menos a más

El comienzo de la temporada se vio marcado sobre todo por los malos resultados, ya que el juego del equipo no era todavía el deseado por el técnico vallecano, que buscaba en sus jugadoras un estilo de juego vistoso y que no encajasen muchos goles y creasen bastantes ocasiones de gol (actualmente tienen 22 goles a favor y 25 en contra). Los primeros partidos de la Liga Iberdrola para el conjunto vallecano fueron bastante malos, derrotas abultadas y contra rivales que podrían llamarse directos para mantenerse en esa zona media-alta de la tabla. Obviamente, el equipo franjirrojo era consciente de la situación, y después de que bastantes jugadoras finalizasen contrato o se fuesen del equipo, el hecho de tener que volver a reestructurar la plantilla iba a costar mucho.

No obstante, sobre la mitad de la primera vuelta volvía a la que fue su casa Natalia de Pablos, una delantera con veteranía y que aportaría ese toque de calidad a la zona de arriba que tan perjudicaba estaba. Las chicas más jóvenes del equipo vieron una motivación para poder conseguir más objetivos y pensar en escalar, como bien dicen ellas en su Twitter #miramoshaciaarriba, un hashtag que ha dado mucho de que hablar y que refleja claramente el estado de ánimo de la plantilla vallecana.

Objetivo, la Copa de la Reina

Los números mejoraron y la futbolista se ha convertido en tan solo 8 partidos en la pichichi del equipo, demostrando que los años no pasan para ella y que vuelve con la ilusión de una joven que empieza de cero. Esa imagen ha ayudado mucho al equipo y las jugadoras, que están comprometidas con el esfuerzo, han hecho posible que de estar pensando en salir del pozo, ahora solo piensan en el objetivo de la Copa de la Reina.

Con estos números, y si todo marcha bien, es posible que el Rayo Femenino consiga meterse en esos puestos de la Copa y dar una alegría a la afición vallecana. No solo para la afición, sino también para las propias jugadoras y para todo el cuerpo técnico, desde el entrenador Quejigo hasta el último trabajador.

OPINIÓN

Estos datos que han costado sacar y que todavía son mejorables, dan opción a pensar en que la segunda vuelta puede ser bastante positiva para afrontarla. El equipo se encuentra muy motivado, aun habiendo perdido su último encuentro con el Valencia por 0-1. Eso no significa que las jugadoras no estén preparadas para todo, para mi gusto se ve a un equipo sólido y que en principio de temporada nos costaba ver, pero la llegada de Natalia al equipo ha supuesto un cambio de mentalidad positiva.

También hay que destacar que muchas de estas jugadoras son muy jóvenes como Leblic, Shei o Laurita y les queda mucha carrera deportiva por delante. Un equipo en el que se mezcla juventud con veteranía y que si todo eso se enlaza bien, se puede lograr algo bastante bueno y crea optimismo. Ojalá el Rayo Femenino en esta segunda vuelta tenga toda la suerte del mundo y seguro que la tendrán, desde Unión Rayo les apoyaremos y animaremos en todo lo que haga falta. ¡SUERTE CHICAS!

Sobre el Autor

Toda la información sobre el Rayo Vallecano.